jueves, 30 de agosto de 2007

Violencia de género



A pesar del camino recorrido aún se sigue repitiendo un titular en las noticias.

Os recomiendo visitar el blog de Marisa Soleto (podéis encontrar el enlace en el margen derecho).
Ahí he encontrado una cara y cruz respecto al tema. Por una parte hay personas que denuncian la violencia de género utilizando ese poder creativo que los caracteriza. Es el caso de David Planell y su cortometraje Subir y bajar. Por otra, hay personas con un pretendido poder creativo que se basa en perpetuar aquellos valores que una sociedad democrática quiere desterrar, una pretendida intelectualidad que despoja de dignidad al otro (en este caso a la otra). Me refiero al tan "laureado" señor Pérez Reverte y sus artículos. En este blog se comenta uno de ellos.

¿Qué os parece?

2 comentarios:

Marcela dijo...

Está claro que algunos intelectuales usan su posición privilegiada (como ser superventas) para fortalecer el sistema patriarcal. A Pérez Reverte le sale la misoginia por todos los poros, debe tener un problema muy gordo en su relación con las mujeres. Por otro lado, es una gozada ver que hay personas creadoras que tienen entre sus objetivos la lucha contra la injusticia y la desigualdad.
Usar internet para luchar por la igualdad es de agradecer.

Carmen C. dijo...

Encantada de tenerte con nosotras Marcela, eso significa que poquito a poco crecemos.
He visitado tu blog y me encanta.
El artículo de Pérez Reverte lo describe como lo que es y que desgraciadamente no ha desaparecido "un hombre de los de antes" anclado en el más troglodita de los pasados y con el desarrollo cerebral de una sola neurona que se suele establecer no precisamente en el cerebro.
Este solo párrafo ya es para que lo encierren:
..."Hasta las niñas, en el recreo, se recogían con una mano la falda del babi y procuraban caminar como las mujeres mayores, con suave contoneo condicionado por la sabia combinación de tacones, falda que obligaba a moverse de un modo determinado, caderas en las que nunca se ponía el sol y garbo propio de hembras de gloriosa casta"...