sábado, 17 de marzo de 2007

DÍA DEL PADRE

Hola:
Solo quería reflexionar sobre el Día del Padre y la celebración desde la Escuela.
Creo que a veces nosotros los maestros/as inconscientemente seguimos perpetuando los estereotipos. Para regalar a los padres preparamos detalles como: agendas, llaveros, pisapapeles para su escritorio,… y para las madres flores, recetarios, o simplemente una tarjeta donde le decimos lo mucho que la queremos. Con esto considero que seguimos reproduciendo las características que atribuimos a una persona solo por su sexo, es decir, al hombre le atribuimos características como la valentía, la fuerza, el poder,… y a la mujer rasgos como la ternura, la delicadeza, la comprensión,…
Yo me pregunto: ¿es que un padre no se puede emocionar con una tarjeta o una flor realizada con todo el cariño y la ilusión de su hijo/a?
Ahhhhhhh, se me olvidaba, es que LOS HOMBRES NO LLORAN.

4 comentarios:

carmen cañabate dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo y aporto también posibles regalos:
Un recetario de cocina con las comidas favoritas de la clase. Esto empezándolo con tiempo es una oportunidad genial para trabajar y mejorar la lectura y la escritura en el área de lengua, trabajar aspectos gramaticales y ortográficos y aprovechar para programar el área de lengua desde un enfoque significativo y funcional. Puede además sustituir e incluso ampliar desde esta metodología al tema de la alimentación del area de Conocimiento del medio.
Un delantal simpático hecho con restos de tela puede ser la excusa para sustituir el libro de plástica por una actividad muy necesaria en la vida real, que nuestras chicas y chicos aprendan a coser.
En fín os animo a aportar sugerencias, que el curso que viene nos ayuden a celebrar un día del padre más coeducativo como propone María.

Carmen dijo...

Yo también estoy de acuerdo contigo y con Carmen Cañabate.Me gustaría compartir lo que hemos hecho en nuestro centro.
Este año hemos decidido que el regalo iba a ser un imán cuelga notas para el frigo. Y la primera nota que llevan es un recortable en forma de corazón y dedicado por su hija o hijo. Hasta aquí me pareció una idea diferente, fuera de tópicos, pero pensé que los tópicos aparecerían cuando tuvieran que elegir el molde para el imán. Teníamos corazón, coche, barco, flor, casa y árbol. Mi sorpresa fué bastante agradable cuando la mayoría eligió entre corazones, árboles y casas. Después le seguian los coches y los barcos en menor número y eso que en mi clase la gran mayoría son niños, frente a una minoría de niñas.
El siguiente objetivo que me propongo será potenciar las flores, como regalo para el padre, para el curso que viene. Ya que nadie las eligió. Me comprometo a hacerlo. Y lo del delantal me ha encantado, Carmen, ya te contaré.
Al menos ha sido un regalo diferente realizado con todo el cariño y la ilusión de las niñas y los niños para sus padres.

Anónimo dijo...

Por problemas técnicos puse María, pero en realidad me llamo
MARÍA JESÚS

jaencoe dijo...

Os agradezco la sugerencia, como padre, cocinero y fregador de platos. En efecto mi colección de delantales está estéticamente "demodé". En cualquier caso creo que debemos ir planteandonos unificar estos días porque seguir recurriendo a padre y madre, con los nuevos modelos de familia que empiezan a aparecer tipo monoparentales o parejas homosexuales, puede crear algún tipo de confusión al alumnado implicado.Además tendríamos una excelente oportunidad de reconocer también la labor desarrollada por otros familiares, en el desarrollo vital de los niños y niñas. No sé como denominarlo pero sería algo así como el día de la familia.
¿Qué opinais?